Zona Zero presenta su nueva imagen

Zona Zero presenta su nueva imagen con una web más actual, dinámica y adaptada a los nuevos tiempos. En ella se incorporan nuevos servicios, como es el motor de reservas que permitirá al cliente reservar directamente desde la web, gracias al acuerdo llegado con la agencia Central de Reservas.

Esta nueva imagen viene ligada a la evolución del centro MTB Zona Zero desde que viera la luz hace ya más de siete años. Ha sido un largo y cuidadoso trabajo, hecho con el máximo cariño y con toda la ilusión, con el que se quiere plasmar y poner en valor las señas de identidad de lo que hoy es el centro MTB Zona Zero. Por ello, la actual web www.zonazeropirineos.com va más allá de ser un portal con información de servicios y rutas para la práctica de mountain bike. Con una imagen más actual, se pone especial atención a las normas de convivencia, a la sostenibilidad social y medioambiental y al concepto de economía circular: “Zona Zero ofrece al visitante un producto gratuito y de altísima calidad y únicamente pide un retorno al territorio en forma de respeto y cuidado al medio, al resto de usuarios y utilizado las empresas que hacen posible este producto.”
Además de las rutas de bicicleta de montaña y carretera, el usuario podrá acceder a información sobre recorridos senderistas en los alrededores de núcleos urbanos, todos ellos caminos tradicionales de gran riqueza paisajística e histórica.

La gran novedad es la incorporación de un motor de reserva que permitirá al cliente reservar directamente desde la web. Un proyecto que llevaba tiempo gestándose y que por fin ve la luz gracias al acuerdo firmado con Central de Reservas. En esta primera etapa estará disponible solo para alojamientos y remontes, con la intención de cara al próximo año de ampliar al resto de servicios: guías de bici, alquiler, seguros de accidente etc.
Actualmente, continúan los trabajos de mejora y la carga de idiomas en la web esperando que esté operativa al cien por cien en la mayor brevedad posible.
El logotipo de Zona Zero también cambia de cara, manteniendo su esencia pero con una imagen más moderna y relacionada con el conjunto del territorio y la huella que se pretende legar.